Se ha presentado en Fitur: El HiSun Point es inédito en el mundo y lo han hecho 3 mallorquines

Bajo la supervisión y el amparo de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), tres emprendedores mallorquines han sacado al mercado un novedoso software de prevención y concienciación que incorpora la última tecnología para el diagnóstico de piel y orienta en múltiples problemas de salud pública que puedan surgir estando en la playa, la piscina, los parques acuáticos, los centros de las ciudades más concurridos, puertos, aeropuertos y así hasta un sin número de posibilidades casi infinitas.

Se trata de un ‘aparato’ inédito en el mundo que se expone como un Punto de innovación de la Salud Solar, HiSun Point, y que se ha sido presentado en sociedad en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) creando una importante expectación por su singularidad y servicio público.

El hecho de que hayan sido tres mallorquines, además de una cuarta persona que ha desarrollado el software con las indicaciones de los creadores, ha concitado  el apoyo presencial de toda la plana mayor del Govern, Ayuntamiento de Palma, Consell y patronales empresariales de las Islas.

Sin embargo llama la atención que estos tres emprendedores, Nadal Muñoz, Domingo Barceló y Pedro Martinez, hayan tenido que hipotecar sus casas y endeudarse casi hasta las cejas para sacar adelante un proyecto que tiene su antecedente en otro software sobre la protección solar y la dispensación de cremas en una máquina como si de una expendedora de agua o refrescos se tratara. Con la única y gran diferencia: que esta máquina ‘lee’ y analiza la piel de quien tiene la intención de adquirir la correspondiente crema solar.

Hipotecas, deudas y una historia personal que es de dónde arranca todo este caudal de innovación en el campo de la protección solar y ahora ampliado a otros aspectos de la salud,tanto desde el punto de vista de prevención como en el caso de hechos consumados, derivados por ejemplo de la picadura de una medusa o un ataque al corazón.

La desgracia familiar de Nadal Muñoz que tuvo que vivir hace 19 años cómo su hermano sufría un cáncer de piel, le hizo desarrollar una serie de ideas que después implementaría con ayuda de sus socios.

“A veces piensas cosas para mejorar el mundo… Había escrito mi idea en un papel: Ayudar a la gente a través de la tecnología“, así cuenta Nadal Muñoz cómo empezó todo tras la tragedia familiar.

“Había analizado el mercado y llegué a la conclusión de que en el mundo se venden millones de cremas solares, pero nadie te dice cual ponerte y por qué”. “Y es ahí dónde nace Hi Sun, la Innovación de la Salud Solar”.

Un caudal de ideas que desemboca en el 2014 en la creación de una máquina digital expendedora de cremas, dónde antes de vendértela te hace una foto y prescribe cual te puede ir mejor. “Por ejemplo, si eres rubia, de ojos verdes o azules, el prototipo es un 2. Debes protegerte la piel”, explica Muñoz.

Texto original

Compartir